Se vale soñar...

Publicado en por Ari Hernández

Se vale soñar...

Seguí claramente las instrucciones de la actividad esta semana y simplemente soñé. Me gustó mucho, porque por un momento viví lo que conté y lo deseé aún más.

Ponerlo por escrito, decretarlo e imaginarlo es una pauta para determinar las acciones que necesito comenzar a hacer para acercarme más a lo que quiero, o cambiar las conductas que no me ayudan a conseguirlo (debo confesar que detecté más de una).

Hay algo de lo que me di cuenta, y es que al pensar en mi futuro considero mucho más la parte emocional y afectiva que deseos profesionales, lo que no sé qué tan bueno pueda ser. Sin bien creo fundamental alcanzar un estado interior de plenitud, también es buen momento para que me fije metas relacionadas a mi desempeño académico y laboral.

Aunque aún no encuentro a qué me quiero dedicar porque creo que me faltan muchísimas áreas por explorar, me dejaré de tarea pensar en algunos objetivos qué proponerme, cosas qué establecer como proyecto a futuro y considerarlos en mis sueños, lo que de alguna manera me ayudará a mantenerlos presentes.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post