¡Se acabó! (:

Publicado en por Ari Hernández

Vaya que se amplió mi perspectiva a lo largo del curso, ¡cuánto aprendí! Y no sólo visto desde los conceptos, si con la interacción con mis compañeros y la apertura necesaria para ser enriquecida con sus opiniones.

Creo que todos mejoramos y en gran medida nuestra capacidad crítica, nuestra forma de argumentar y de exponer nuestra postura ante un tema con la única intención de generar conocimiento. La originalidad de las actividades nos enfrentaron a experiencias nuevas, ¿quién antes había hecho una trivia, o un canvas de su persona? Productos simples que nos ayudaron a descubrir un poco más de quiénes somos.

Lo que más destaco del curso fue la oportunidad de explorar y reconocer nuestra responsabilidad como entes sociales que producen y consumen tecnología. Es un punto muy importante puesto que damos por hecho que quienes suben las cosas a Internet son los responsables del contenido, sin pensar que la demanda forma parte indispensable en el vaivén de información. Además, el hacernos conscientes del impacto que genera aún la acción más cotidiana nos fomenta la creación de un compromiso social fuerte, y más por tener el privilegio del acceso a los estudios superiores. Somos los responsables de generar cambios, evoluciones y revoluciones, de producir nuevas políticas y formas de hacer desde nuestro rol. ¿Qué tan preparados estamos?

¡Se acabó! (:

El ejercicio que más significó para mí y con el que me quedo es el canvas. No ha sido la única oportunidad en la que se me pide un análisis personal, la generación de un enfoque en mi vida o la definición de mis habilidades. Confieso que, aunque no me resultó sencillo, ha sido la experiencia de cuyos resultados he obtenido más satisfacción, y se lo atribuyo a todo el contexto que acompañó a mi análisis final a lo largo del semestre. Hoy reconozco mis dimensiones como productor y consumidor de tecnología, incluso, ¡entiendo las dimensiones de la tecnología! Hoy generé y acaté un compromiso conmigo, con mi profesión y mi entorno para ejercer poniendo en primer lugar el bienestar social, trabajando mediante la integración del pensamiento colectivo y consciente de mis habilidades y tooooodo lo que no domino.

El ideal de que la trasformación social viene de la educación lo tuve desde el inicio y sigo teniéndolo en pie ahora que terminamos, por lo tanto, partiendo de eso sé que debo seguir preparándome y ser fiel a mi ética, para poder, con esas herramientas, salir a buscar los cambios que merecemos como sociedad.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post