¡Iniciando!

Publicado en por Ari Hernández

¡Hola!

Bienvenidos a mi espacio para el curso Tecnología y Sociedad. Mi nombre es Ariana, nací en Guadalajara y estudio el séptimo semestre de Ingeniería en Sistemas (: Disfruto mucho leer, aprender, hablar con otros, ayudar, caminar y dormir. Creo que ésta última es la cosa que más gozo en la vida!

Me encanta la naturaleza y los animales, me declaro una ferviente amante de ellos y considero que tenemos muchísimo que aprenderles.

¡Iniciando!

El propósito del curso del que he elegido hablar es aprender, ya que es algo que, conscientes o no, hacemos todos los días. Independiente del proceso de aprendizaje estandarizado que obtenemos de la escuela, todo lo que podemos aprender de nuestras experiencias, creo yo, es lo que va formando nuestra personalidad.

Analizando un poco, algo que aprendo con facilidad todo aquéllo que veo representado mediante el ejemplo y que va de acuerdo con mis ideales. Por ejemplo, de mis papás aprendí el respeto hacia todas las personas, siempre con un énfasis general con mis mayores y personas que poseen capacidades distintas. Lo aprendí rápido porque siempre lo he visto en ellos, y lo viví en mis años más cruciales de formación.

Por el contrario, algo que me costó trabajo fue aprender a aceptar las cosas que me perjudican pero no están en mis manos. Este asunto es algo que muy probablemente aún no domino, ya que siempre se me presentarán situaciones nuevas para las que no esté preparada. Me ha costado trabajo porque son circunstancias que no me han favorecido y que por supuesto, hubiera deseado que se dieran de otra manera, sin embargo, hacer consciente mi reacción ante las cosas y tener clara mi actitud ante la vida son decisiones que me han ayudado mucho a conseguir este aprendizaje.

En cuanto al aprendizaje obtenido de experiencias, procuro buscar lo positivo de todo lo que me sucede y no cometer los mismos errores, creo firmemente en el principio de que si algo llega a mi vida, es porque tiene algo que enseñarme. Así de simple.

Sobre los conocimientos más técnicos y de habilidades, sin duda aprendo haciendo las cosas. Por mucho que se me explique, lo vea o lo lea, nunca se me "pegan" hasta que llega mi momento para hacerlo yo misma. Soy bastante visual y aprendo también mediante la repetición.

¿Para qué un blog?

Algunas buenas prácticas para afianzar un aprendizaje es el relacionarlo con elementos ya conocidos y reflexionar sobre aquéllo que descubrimos. Ésa es precisamente la intención de tener un blog personal, tener un espacio donde podamos hacer ese análisis de lo nuevo y lo significativo que obtuvimos de lo que hicimos/vimos/leímos/escuchamos con la intención de que sea un aprendizaje permanente.

Las entradas al blog deben por lo menos de manera semanal (teniendo mínimo 12 recursos), sin embargo, nada nos limita para publicar cuando nosotros queramos. Es un espacio personal, que no está regido por formatos estrictos pero que sí nos pide un alto sentido de reflexión introspectiva que nos permita registrar nuestros avances en el curso.

¡Bonito inicio de semana! (:

Comentar este post